00Tolkien al Servicio de su Majestad

lunes, 5 de octubre de 2009

Según reciente material desclasificado acerca de la Segunda Guerra Mundial en el setenta aniversario de la misma JRR Tolkien habría estado muy cerca de convertirse en espia de la Inteligencia Británica contra los Nazis.

Propuesto por ser uno de los más reputados lingüistas mundiales de la época fue entrenado en secreto para dirigir un grupo en Bletchley Park el centro de contraespionaje en Buckinghamshire, y penetrar los codigos secretos de los alemanes en el caso de un hipotetico conflicto. Fue adiestrado en los sistemas y claves inglesas en el Cuartel General de Londres, un centro que no le era del todo desconocido pues él mismo habia dado entrenamiento a agentes en lenguas escandinavas y español.

De haber aceptado la propuesta habría entrado a formar equipo con los científicos que decodificaron ENIGMA cobrando 500 libras esterlinas. Por razones que aún se desconocen Tolkien rechazó la oferta.

Sólo es mi opinión, pero tras su traumática experiencia en la 1ª Guerra Mundial y leido el pacifismo feroz, así como los alegatos anti-imperialistas, que escribió en la correspondencia con su hijo, era de esperar una postura similar, máxime cuando la guerra no habia comenzado y no se conocía la magnitud del horror que incendiaba Europa:

«Mis opiniones políticas se inclinan más y más hacia el anarquismo entendido filosoficamente, lo cual significa la abolición del control, no hombres barbados armados de bombas o hacia la monarquia “inconstitucional”

«...estamos intentando conquistar a Sauron con el Anillo. Y (según parece) lo lograremos. Pero el precio es, como lo sabrás, criar nuevos Saurons y lentamente ir convirtiendo a Hombres y Elfos en Orcos»

«...no conozco nada sobre el imperialismo británico o americano en el Lejano Oriente que no me llene de dolor y repugnancia...» JRR TOLKIEN

Desde mi punto de vista esta vez el profesor se equivocó, esperemos conocer algún día las razones que le llevaron a no ayudar en la caida de los nazis.

7 Comments:

Andrómaca said...

Jarl, qué curiosona esta información. Me cuesta imaginar al Profesor en faenas de espionaje, supongo que siempre me lo he imaginado por los pasillos de una vetusta universidad o fumando en pipa junto a su escritorio mientras imaginaba lejanos y hermosos parajes.

Como tú mismo comentas, puede que su experiencia durante la PGM le dejase tan tocado que quisiera estar lo más alejado posible de cualquier conflicto, incluso cuando, como en este caso, el mal más palpable se encontraba en el bando contrario.

En cualquier caso, su familia no fue ajena al conflicto pues, si no recuerdo mal, su hijo Christopher fue miembro de la RAF y sirvió como piloto durante un breve periodo de tiempo.

Gen melin :$

Carlos said...

Un soñador que no quería meterse en berenjenales mundanos, imagino yo.

JLin™ said...

Coincido con Carlos, cada uno lucha a su manera y Tolkien prefirió hacer las cosa a su modo, es difícil decir que haríamos cada uno, sobre todo visto lo que ocurió después.

Ruben O said...

Tolkien no es sospechoso de ser filonazi o filogermano, por tanto, supongo que por motivos éticos y/o políticos, se negó a colaborar con el servicio secreto.

Por otro lado, viendo lo que le pasó a Turing, quizá Tolkien no iba desencaminado.

Tanto se ha escrito sobre la 2GM cuando lo que hace falta es tener visión crítica.

Buen artículo!

El suricato said...

Tienes un ojo en mi blog!!

Varego said...

Los Nazis ya para finales del 43 estaban condenados a caer, el desangramiento en el Ostfront Ruso ya era razon suficiente.

Asi pues creo que Tolkien hiso lo correcto, para esas Fechas Gran Bretaña estaba segura detras del Canal Y ya era solo cuestion de meses invadir Francia.

(Por supuesto que esto aun no se sabia) al menos no en el ambito civil, aun asi ¿para que preocuparse?

Maeglin said...

En el 43 puede pero en 1939 que es cuando se lo ofrecen a Tolkien y le entrenan, a los Adolfo´s Boyz les quedaba mucha mucha tela que cortar.

En marzo de 1939 le llevan al cuartel general de Londres pocos meses antes de la publicación de El Hobbit.

Alguna gente indica que fue trabajar en su obra literaria lo que pesó más en esa decisión.