El Nobel Preventivo

miércoles, 14 de octubre de 2009

Como rezaba aquel anuncio de Aquarius el ser humano es extraordinario.

Inventamos los Métodos de Prevención del embarazo, los Técnicos de Prevención en Riesgos Laborales, la Odontología Preventiva...pero no contentos con ello, de la tierra que nos regaló el concepto de Guerra Preventiva, nos llega el NOBEL DE LA PAZ PREVENTIVO.

El Nobel de la Paz busca honrar "a la persona que haya trabajado más o mejor en favor de la fraternidad entre las naciones, la abolición o reducción de los ejércitos existentes y la celebración y promoción de procesos de paz". Un Premio que hasta hoy nunca se concibió como aval o hipoteca de acciones futuras si no reconocimiento a una labor o logros ya consolidados de inequivoco talante pacifista.

Nuestro flamante Afro-Nobel de la Paz tiene más tropas acuarteladas en Irak y Afganistan de las que la Administración Bush llegó a contar nunca . Incluso se maneja un nuevo aumento de 30.000 efectivos porque sorprendentemente los Talibanes y Al Qaeda lejos de honrar su reciente galardón con el armisticio tienen contra las cuerdas a la fuerza multinacional que por allí anda.

Por muchas simpatías y amores que el señor Barrack Hussein Obama despierte como icono carpetil o de esperanza no es menos cierto que ninguna de sus iniciativas [diplomáticas encaminadas a la consecución de la paz en Oriente Medio; ejecutivas de lograr una Sanidad Pública Universal en los USA; políticas de terminar con el programa nuclear iraní; militares recuperar la democracia en Afganistan y acabar con la amenaza Taliban (Lejos de ello ahora hostigan incluso en Pakistan) ] han logrado nada que no sea reconocerle los buenos deseos desplegados en ellas.

Con este señor pasa lo mismo que con el consabido cuento de Hans Christian Andersen el traje nuevo del Emperador: Que no queriendo nadie parecer menos "cool" ven las telas de las virtudes que visten al Presidente de los Estados Unidos estén o no ahí. Puesto que anda ayuno de acciones y logros reales sus partidarios menean con agresividad y vehemencia que SOLO LOS INTELIGENTES LO SABEN VER.

!Quien fuera niño para soltar con la frescura y sinceridad de los que nada temen un ESTÁ DESNUDO!

9 Comments:

Carlos said...

La progresía andante mundial tiene estas contradicciones.

Ya sabes: unos crían la fama y otros cardan la lana.

JLin™ said...

Yo me quedé alucinado cuando, entre los despertares de la siesta del 9 de octubre, escuché tamaña hipocresía en la televisión.
El premio este al señor Obama es indecente, político y devalúa un galardón que debería representar otra cosa. El propio Obama, si tuviera huevos y algo de vergüenza torera, debería haberse mostrado agradecido para, acto seguido, devolver el premio pues, por mi buenas que sean sus intenciones o futuros proyectos (que no lo sé) en apenas 9 meses de mandato no ha hecho aún nada.

PD.- ¿El año que viene ZP Nobel?

Isa-chan said...

Yo me quedé sin palabras y aún sigo así porque tal desfachatez me parece tan increíble que no sé si créermela >.<

AXA said...

Tanto las palabras como las intenciones -por muy buenas que estas sean -se las lleva el viento, pero no los hechos. Y, hasta ahora, en el gobierno de Obama solo hay palabras e intenciones pero a penas hay hechos.

No solo para que le den el premio, si no para empezar a hablar de dárselo, tenía que haber resuelto, al menos, un conflicto y todavía no ha resuelto ninguno como para que se lo den ya directamente.

Todo esto apesta a un intento de vender aún mas su imagen progresista al mundo ahora que su popularidad no es tan buena como antes de las elecciones.

AXA said...

Por cierto, Maeglin. Ya te he enviado las respuestas a la entrevista. Avísame si aún no te han llegado.

Andrómaca said...

Los Nobel, como tantos otros premios, se están desvirtuando poco a poco. No digo que todos los agraciados con semejante galardón no lo merezcan, pero en el caso del Nobel de la Paz hay demasiado politiqueo barato, al menos es lo que pienso yo.

Me parecería muy bien que le diesen el premio a Obama si realmente hubiese hecho alguna aportación relevante a la paz mundial o si, por su trayectoria a lo largo de los años, hubiese hecho muchas pequeñas obras de este estilo. Sin embargo, es demasiado pronto para que cualquier acto o política por su parte pueda arrojar resultados merecedores de tal honor.

Igual que el Nobel que recibió Al Gore me pareció una patochada y totalmente inmerecido, creo que en este caso también han metido la pata hasta el fondo.

Supongo que para gustos los colores. Y en este caso aún más.

Gen melin :$

Maeglin said...

Es que el mundo está entregado a la Obama Fever y el más terrible groupie de Mr Barrack Hussein es nuestro "canciller" leonés.

M2Hero said...

Estoy de acuerdo con la tónica general: premio inmerecido, demasiado pronto, no ha demostrado nada con hechos como para merecerlo. Creo que a casi todos nos sorprendió muchísimo que lo recibiera, pero no creo que nos deba sorprender que no lo devuelva: esas cosas no se estilan. Por mi parte, significa la devaluación de un premio que se suponía importante, porque más allá de la simpatía que le produzca Obama a cada uno, está la importancia de haber hecho logros suficientes como para merecer el galardón.

Al menos, espero que sea una especie de premio premonitorio y consiga algunas cosas en este aspecto en un futuro.

Un saludo.

Tempano said...

Todavia recuerdo al jefe viniendo a donde estabamos los compañeros y decirnos:

"Oye que a lo mejor se me escapa pero es normal que le den el premio Nobel de la paza al hombre cuyo pais es el responsable de la mayor venta de armas?"

Un premio que le viene grande no, enorme. Obama me cae bien, ha tenido buenas pinceladas con los suyos y con el resto pero visto esto parece que el Nobel se haya convertido en los Oscars...