Esperanza (LOTR Fanfic)

viernes, 30 de marzo de 2012


Recupero de mis tiempos de forero, algo lejanos y ajados ya, un relato sobre Boromir y las conjuras de la Tierra Media anteriores al Concilio de Elrond. Espero que os guste:

Roja.
Palpitando aún en su espada.
Roja y viva.

Sangre de hombre.
Siempre resultaba mucho más fácil cuando se trataba de Orcos y era aquel sucio negro de acre olor quien teñía las armas del hijo del Senescal.


Tres hombres, Hijos de los Padres de los edain, habían muerto a sus manos pero la causa era elevada y el Manto de las 9 colas estaba en su poder por fín tras meses de rastreo y busqueda. Sin él ningun caudillo del bajo o alto Harad podría hacer que las tribus nomadas del Este, los Orientales del Rhûn combatiesen contra Gondor. Aquel harapiento manto de zorros plateados era una reliquia de la casta de los caudillos orientales descendientes de Balchotg el cruel y sin el cual ningun hombre, anciano o niño de aquellas tribus alzaría su mano contra nación alguna. Superstición.


Con ello habría ganado algunos meses de paz para su Reino y para la Ciudad Blanca de Minas Tirith. Pero ahora se había perdido. Dejo a su cabalgadura continuar sin él y desmontando se internó en un selvatico riachuelo al borde del camino con el anhelo de borra su rastro para los centenares de zapadores que ahora lo buscaban.


Tan pronto como se internó en el agua le invadió una sensación de extraña hostilidad. Como si cada planta, cada piedra, cada oculta criatura compartiesen un lenguaje secreto y se conjuraran para cortarle cada uno de los pasos que se aventuraba a dar. A cada instante que pasaba los parpados se hacían más y más pesados. Boromir empezó a temer ser victima de algún sortilegio o envenenamiento justo en el mismo momento que caía desplomado e incosnciente en medio del riachuelo.

-Mae Govannen Atani, Soy Idrial Celembrimbal, encargada para velar por tí en el Reino de Loth Lorien donde reina la Dama Galadriel.- quien así hablaba era una elfa de rubias y doradas trenzas cvuya ascendencia Noldor era indudable aún para quien como boromir nunca había conocido alguno de aquellos exiliados de Valinor.


-¿Qué ocurrió?¿Donde estoy? El manto...la gente del este...
-No te apures guerrero de Gondor e hijo de su senescal, estas con amigos y el Manto de las 9 Colas en lugar seguro, justo al pie de tu cama como tus armas y demás enseres. No somos ladrones. Como te he dicho eres huesped de la Dama Galadriel así como de su esposo Celeborn y nos encontramos en uno de los mallorns reservados a las Damas de Corte. Tu aspecto, Edain no era tranquilizador cuando decidiste traspasar nuestras fronteras. Sucio, sanguinolento y armado. Procedente de tierras que no habrían de acoger a un Elfo como es el Rhûn fuiste “asediado” por los poderes de uno de los tres anillos de poder confiados a los Eldar. Lorien esta vivo sufre, oye y se defiende. Si bien tu corazón aún es puro como prueba que estes aquí. De otro modo...El sueño hubiera sido eterno.
-La cintura de Melian...-murmuro febrilmente Boromir- Elfos que han contemplado las Tierras imperecederas y combatido con y contra Dioses... Leyendas... Sueños...pero mi Dulce señora eso es Ayer y en el Hoy mi pueblo llora una guerra que he de ganar. Huerfanos de Esperanza, mi pueblo sufre y se apaga.


-
No creas que los Eldar mi pueblo es indolente a lo que sucede al resto de los seres de Arda no obstante y por orden expresa de mi Señora y Reina Galadriel no está contemplada aún tu partida Capitan de los Hombres. Dejame enseñarte la Tierra del sueño y para calor de tu alma diré que el tiempo en nuestro reino es angañoso y así como creas disfrutar una jornada entera no halalrás sino que tan solo unas horas pasaron para el resto de los pueblos en la Tierra Media. Sólo has de vaciar tu mente y dejar el reposo de tu corazón en nuestras manos. Si así nos confías, tu Paz y la de Gondor llegará.


Durante unos días sus dulces palabras unidas a la blanca y fascinante belleza de Idrial quien nunca dejaba solo a Boromir, así como la beatitud de aquella tierra tejida en sueños y que parecía escapar del hambre y las guerras que azotaban
Arda, hicieron que el hijo del Senescal encontrase un hogar entre aquel pueblo. No obstante las pesadillas eran frecuentes. El arbol blanco retoño de Nimloth ardía. Su padre, su hermano...yacían muertos. No había Esperanza en sus sueños Hordas de orientales se unían a las ya infladas huestes de Sauron y masacraban a su pueblo. Les había fallado. Su desazón crecía y sus reiterados intentos de partida eran frustrados por las excusas más estravagantes e inusuales. Así le parecián al menos. Poco a poco la desconfianza hizo mella en él y escuchaba susurros conversaciones a medias( “Faramir” “Concilio” “Imladris” “El daño”) que no hicieron si no acrecentar su determinación de fugarse de Lorien apesar de haber sido atendido por la Dama Galadriel quien con inescrutables palabras le negó su regreso a Gondor.

Una mañana temprana mientras Boromir se aseaba desnudo en un pequeño lago al pie de Caras Galadhon, único momento en que Idrial acataba retirarse y dejaba en soledad al guerrero, algo extraordinario sucedió. Subitamente de una de las orillas un enorme pedrusco del tamaño de un hombre adulto salió disparado impulsado por una violenta explosión a la que enormes vapores blancos y azules siguieron dejando al descubierto una oscura caberna. En pocos segundos dos pequeñas figuras salián al trote de la recién creada ruta.

-Rapido, rapido-Gritaba uno de ellos
-Uno, dos, uno, dos- bufaba la segunda figura más baja y achaparrada que la anterior al tiempo que con un pico minero retiraba los escombros ocasionados por la explosión.
Ante sus atonitos ojos se presentaron dos enanos como Noegyth y Nibin. Morenos en su piel y sus descuidadas barbas tras presentarse confesaron a Boromir que habian sido testigos de su “cautiverio” por parte de los Elfos y no habían por menos que apidarse y fraguar un rescate.
-los Elfos nacieron siendo ladrones y así moriran como ladrones.-Escupió Noegyth

-A nosotros nos engañaron una vez en Menegroth, las Mil Cavernas no dejes que hagan los mismo contigo y siguenos. Sólo quieren que Gondor no esté en el Concilio. Quieren ser los únicos, quieren quedarselo. Pero si te quedas aquí nunca lo entenderás...-Explicaba Nibin.


Tras ver en su mente los ojos llorosos de Idrial al descubrir su huida Boromir se vistió y corrió tras los dos pequeños y malhumorados “libertadores”.
Ya en tierras cercanas al folde oeste Boromir se despedía de Nibin y Naugyth.
-Pequeños amigos. Gondor agradece vuestro leal servicio y mi padre el buen Senescal Denethor sabrá como recompensar vuestra valentía y honor.
-Los enanos no somos gente de pompa y de corte. No es necesario...-comenzó Nibin
-Aunque si hablases en serio guerrero de Gondor, ese hermoso y calido manto gris que portas desde Lorien sería un más que gran presente.-Complemento Naugyth.
Puesto que os debo mi libertad es lo justo y creo que sabré hacer entender a mi padre.
Tras depositar el manto en manos de los enanos, Boromir corrió colina abajo en busca de su patria y del sentido que faltaban a todas las conspiraciones que creyó adivinar entre los Eldar de Loth Lorien.


Al perderse en el horizonte el Capitan de Gondor los Enanos sonrieron en una cruel mueca.


-El Mago Blanco estará satisfecho...-Dijo entre risas Nibin
-Muy satisfecho diría yo amigo mío. -Contestó Naugyth
-Rhûn y Khand irán a la guerra bajo la bandera de Sauron.

Cuando sea mayor...

viernes, 23 de marzo de 2012

Una mañana cualquiera, en el asiento contiguo de un Cercanías yendo a ver a un amigo recién operado de su rodilla, una mujer de unos treinta y bastantes me hace complice a la fuerza de su conversación telefónica.

"-Ya lo sé tía pero es lo que hay... sí tía... pero es que... son lentejas tía. Es ahora un ERE para la mitad o mañana a la calle todas... y con la nueva Reforma...no, si ya...una mano delante y otra detrás."

Al salir en las escaleras mecánicas, justo suben unos peldaños antes que yo, los guardias de seguridad de la estación y de nuevo soy invitado involuntario de sus palabras.

"-Joder macho tengo la puta espalda...los huesos bufff... y mañana noche... otra puta vez.
-¿Y eso? Pero si el cuadrante dice que le toca al rubio noche toda la semana.
-Al rubio le ha tocao sí, pero el gordo... le han echao este lunes.
-Hijos de puta. Cada vez somos menos para más estaciones. Y no chistes mucho que te vas a hacerle compañía al rubio. Si tuvieran que bajar a las vías ellos con sus huevos...
-A mí no me lo cuentes que mañana estoy de noche... otra puta vez."

Ya en la calle, de camino a la casa de mi colega convaleciente continua el ruido blanco de derrota y miedos laborales. Una pareja ya madura conversa con gesto sombrío y solmene con otra señora algo más joven.

"-¿Y tu chiquillo como anda ahora?-le preguntan casi al unísono la pareja- Le vimos en el barrio el otro día, está cambiadísimo. ¿Terminó la carrera?
-Pues mi chiquillo otra vez en mi casa como era de suponer... la carrera la terminó pero ha sido terminarla y venirse para el sofá todo uno. Como está la cosa como está. Madre de Dios...
-No me hables, no me hables que donde esté-señalando al que supongo yo su marido- les han echao a todos. No se han quedao ni con Lujan que era el concuñao del dueño, ni con ese.
-Por una miajá, por un pelo me he librao yo- dice el caballero con voz seca pero triunfante- y decían que estaba loco prejubilándome con 60. Mira el loco ahora. Yo cobraré poco, pero cobraré. Mis antiguos compañeros... que si quieres arroz catalina.
-¿Qué va a ser de nosotros como no se arregle esto?¿Donde vamos a llegar?"

A esas alturas, ya frente al portal de mi amigo, pero con todo esa polución del karma sobre mí parecía un signo de interrogación de lo chepao que iba. El fatalismo me canibalizaba. Pero justo en ese momento, al llamar al telefonillo sale un grupo de chicos y chicas entre 16 y 18 años del portal hablando...

"-Tío qué guarro eres...
-No, guarro no. Idealista y soñador jajaja ¿Habeis visto las entradas para el FestiBad de la playa?
-Yo ya tengo ahorrado la mitad y la Lucía dijo que quería venir.
-Claro la Lucía si va el chino va la Lucía no sabe ná.
-Jejeje... Como el año pasado en las fiestas del Barrio de la felipa...jejeje
-Jajajaja !! Vaya mierda pillaron las dos!! Jajajaja"

Allí y recién "duchado" de toda la oscuridad anterior gracias a sus risas me dí cuenta de algo importante. La muchachada con todo en contra y un futuro color chapapote no se amilana. Porque ellos son los que no van encontrar trabajo, ni becas para la Universidad, sus pensiones están más que descartadas, tampoco hallarán dinero en los bancos para comprar un piso... Y pese a todo no está dispuesta a que le metan la tijera en lo más elemental: La alegría. Me hicieron caer en la cuenta de que desde que empezó todo esto de la crisis he estado contando mi edad no a cumpleaños vencido si no por anticipado. Echándome siempre un año más y teniendo que rectificar al segundo después, si alguien me lo preguntaba. Me siento con 32 desde hace un año cuando en realidad aún ni los he cumplido. Y entoncés me dí cuenta que no hay botox ni colágeno más eficaz: El valor y la alegría te quitan años de encima y el miedo te vuelve prematuramente viejo. De eso nos toca aprender, porque lo contrario es caer en barrena en el contexto que nos rodea con el inmisericorde bombardeo de malas noticias diario. Mañana es mi cumpleaños y prometo luchar por dejar que entre en mí más de los últimos que de los primeros.

Compra pesimismo extremo...

jueves, 15 de marzo de 2012

LOVE OF LESBIAN
LA MIRADA DE LA GENTE QUE CONSPIRA
1999






Paso lista a todos los ausentes
de esta fila transparente,
cobardía o mala suerte tal vez.

Y ahora guardo mi pretérito imperfecto
y le doy un expediente,
mi presente efervescente también.

Y veo partes de mi vida
como piezas de un gran tetris
que nunca encajan muy bien
y sólo se entiende al revés.

Compra pesimismo extremo,
todos dicen que está en alza
,
busca la palabra clave
en la gente que conspira,
y ¡basta! ... todos te gritan.

Reaccionar y actuar al fin,
reaccionar y saber cumplir,
y conspirar.

Y ahora mismo engulle el dato
porque ya lo han contrastado,
¿estás indigesto otra vez?
La anestesia fue bien.

Y esta orgía de portadas
friegan suelos de ascensores
tan sólo un día después
de ser noticia en la 3.

¿No has asimilado nada?
Justo lo que pretendían,
quince anuncios, luego un drama,
y en el pop no hay poesía,
y ¡basta! ... la radio grita.

Reaccionar y actuar al fin,
reaccionar y saber decir
"qué asco dan",
"qué asco dan".

Television y tú,
los dos insomnes,
mezclada en sueños tú,
los dos insomnes.

No, no, no a la revolución,
no, no, no a la revolución,
no, no, no a la revolución,
no, no, no a la revolución,
no, no, no a su revolución
(...)

Hoy de nuevo es 11 de Marzo

domingo, 11 de marzo de 2012


Martes once de marzo.

Todo igual pero todo diferente desde hace cuatro años (Hoy ya ocho años) que alguien decidió de que ya era hora: nuestra hora, la de los que murieron y la de todos, que todos ibamos en esos trenes. Aún con todo pudo ser peor y el Cielo quiso que, por un lado las bombas se desacompasarán medio segundo, lo justo para no explotar en medio de los andenes abarrotados, y por otro en Madrid hubiera una huelga universitaria que dejó a muchos al abrigo de sus camas aquella mañana que el infierno quiso tragarse Madrid. Quiso. Pero no pudo. Que aquí seguimos de pie y sin miedo.

Hoy tambien es 11-M, pero tambien 11-S y por supuesto 7-J. Hoy Madrid es Londres; Hoy Madrid es Nueva Delhi; Hoy Madrid es Nueva York; Hoy Madrid es la escuela de Beslam en Rusia; Hoy Madrid es demasiados sitios donde cobardes se iluminan al olor de la sangre de mujeres y niños. Han dado en hueso que Madrid se lleva mal con los Tiranos, con Franco fue la última en caer y con los Franceses la primera en gritar LIBERTAD. "Los han matado por ser Españoles" dijo alguien; los mataron por ser LIBRES digo yo. Y es que Madrid quiere a la LIBERTAD. Yo quiero a MADRID.



Os dejo un Video donde podeis ver los ojos de todos aquellos que no llegaron a su estación nunca y homenajear su recuerdo. Para sus familias el más fuerte de los abrazos.

"No me diga lo que no puedo hacer" John Locke

lunes, 5 de marzo de 2012

El mundo es de los valientes

Jinetes de Rohan

viernes, 2 de marzo de 2012


(...)- ¿Qué sabes de esos hombres a caballo, Aragorn?-dijo- Nos quedaremos aqui sentados esperando una muerte súbita?

-He estado entre ellos -respondió Aragorn-. Son orgullosos y porfiados, pero sinceros de corazón, generosos en pensamiento y actos, audaces pero no crueles; sabios pero poco doctos, no escriben libros pero cantan muchas canciones parecidas a las que cantaban los niños de los Hombres antes de los Años Oscuros. Mas no sé qué ha ocurrido aquí en los últimos tiempos y en qué andan ahora los Rohirrim, acorralados quizás entre el traidor Saruman y la amenaza de Sauron. Han sido mucho tiempo amigos de la gente de Gondor, aunque no son parientes. Eorl el joven los trajo del Norte en años ya olvidados y están emparentados sobre todo con los Bárbidos del Valle y los Beórnidas del Bosque, entre quienes pueden verse aún muchos hombres altos y hermosos, como los Jinetes de Rohan. Al menos no son amigos de los Orcos.(...)

J.R.R. TOLKIEN

El Señor de los Anillos

The Riders of Rohan