Europa la desalmada

martes, 22 de octubre de 2013


Tranquilos, que no cunda el pánico.
Esta entrada no es otro plato de autoconmiseración patria ni va de despotricar sobre lo "mala malísima" que es Europa. No es en plan de denunciar lo madrastrona que la Unión Europea es para el Mediterraneo, como tortura a los estóicos y sufridos íberos a golpe de  troika. Demasiado demodé. Eso es muy 2012.

Esto va de como, a ritmo de shock económico y matraca mediática como banda sonora, nos despojan de nuestra historia para mercadear con los despojos. Del terrible taladro que, como si fuesemos una manzana de repostería, le quita el corazón a nuestro viejo continente, dejándolo hueco, glauco y sin alma. Objetivo: subastar la piel y los huesos resultantes al mejor postor.

Rebobinemos un poco la cinta para conseguir perspectiva.


Años 50. Europa llena de cicatrices y muñones de la 2ª Guerra Mundial asiste impotente a su ocaso, tras siglos de protagonismo, relegada a ser el gris valle entre dos colosales y mastodónticos poderes emergentes: Estados Unidos en el oeste y la URSS en el este. En el tira y afloja de los bloques de la Guerra fría, Europa contra todo pronóstico encontrará su nueva alma. Se hallará de nuevo en el mundo con unos nuevos ropajes que la harán lucir como nunca. Las duras lecciones aprendidas de los totalitarismos en el conflicto mundial, sumados a los cantos de sirena que le llegan de Oriente y Occidente, construirán la realidad europea con vocación de tierra de frontera. La nueva mirada económica y social de las democracias europeas serán recetas eclécticas e integradoras de las dos orillas enfrentadas. El viejo continente encontrará en EL ESTADO DE BIENESTAR su horizonte universal y hecho diferencial con el resto del planeta. La redistribución democrática de la riqueza de los estados europeos con el objetivo de universalizar la tutela de derechos básicos como la enseñanza, sanidad o vivienda nos posicionó claramente como el punto medio entre el capitalismo yankee y el socialismo sovietico. Consecuencia de la permeabilidad de nuestras sociedades a las influencias de los dos bloques gozamos de un sistema "puente" que sabía navegar con lo mejor de ambas y que hoy a los intereses bastardos del dinero estorba. El mejor síntoma de lo acertado que fue aquel camino para nuestro continente fue el nacimiento, desarrollo y fortalecimiento de la Clase Media en nuestras  naciones, auténtico salvavidas de la paz social en una democracia e indicador sincero del progreso de un país.

La crisis norteamericana de las subprime en 2008, las siguientes concatenaciones de recesión y depresión económica, el estrangulamiento del crédito, la elevación artificial de los intereses de deuda soberana en Europa... son las balas con las que se pretende asesinar lo construido en décadas por nuestros padres y abuelos a lo largo de todo el continente. Pero el arma más poderosa con la que cuentan son los serviles politicos locales, que como los fariseos antaño, prefieren servir al oro que a la verdad.


Nadie en Europa con opciones reales de gobernar, ni de izquierdas ni derechas, osa levantar la bandera de nuestro mejor pasado, defender el Estado intervencionista Keynesiano y contrariar a los que, con más deseos que pruebas, nos repiten con anhelo hipnótico que el juego se acabó y que nuestra tercera vía es insostenible. Solo quedan en pie algunos ciudadanos gritando para que despertemos. Aullando por el atropello y la traición para que todos nos sumemos a defender el alma de lo que durante unas decadas ha hecho florecer la mejor Europa que sus pueblos conocieron.

7 Comments:

Juan Pablo Darkrosalina said...

Buena reflexión, Maeglin. Has dejado las cosas claras, aunque ya estemos cansados de los políticos.

No negaré que la política es necesaria, ya que sin ella la única opción que nos queda es la anarquía y eso sería peor. El problema es la actual clase política, que da más quebraderos de cabeza que soluciones.
No sé cual será la solución definitiva, pero un buen comienzo sería encerrarlos a todos en el palacio de congresos y gasearlos (y no quemarlo, pues luego habría que elegir un gobierno competente).
Además ese nuevo gobierno no tendría porqué ser tan numeroso ni ostentoso (tantos concejales en cada ayuntamiento, cada uno con su cochazo). Aunque esto es ya elucubrar. Lo dicho: primero gasearlos, y luego ya veríamos :D

Blog A said...

Es que parece que las soluciones son claras pero no se toman

Maeglin said...

Darkrosalina creo que lo que necesitamos es poner en valor lo bueno que conseguimos entonces. No dar crédito a los periodistas mercenarios y defender el Estado del Bienestar A nivel ciudadano, sin esperar nada de los políticos.

Montse, seguro que no sería un camino de rosas y que quedaría mucho dolor por pasar, pero al menos estarías construyendo algo. Las recetas predicadas y aplicadas no ahorran nada en dolor y no ofrecen nada para un mañana mejor.

maslama said...

obviamente algo no funcionaba del todo bien en esa tercera vía que describes cuando Europa se ha derrumbado de tal manera (y detrás de Estados Unidos, por cierto). En fin, que hay que seguir viviendo, luchando, y como bien dices desconfiar de los populismos y de las recetas políticas, que a menudo salen peores que la propia enfermedad

besos,

HADA said...

los soluciones son claras, el problemas esta en que quien debe tomarlas es tan parte implicada que mermaría su poder, que no interesa......donde esta la ética, la moral......la dejan en casa cuando se sientan en los escaños.

Maeglin said...

Si en España por poner un ejemplo Maslama ahora hay más ricos millonarios y muchos más pobres a mí dame el sistema anterior por muy falible que sea frente a esta nueva concepción del XIX.

Maeglin said...

Hada lo hacen porque ellos seguirán viviendo como antes, ese es su precio, no son ajenos al lenguaje apocalípticos y ahorran para mañana no sufrir lo que nosotros aguantamos en el hoy.