"No me diga lo que no puedo hacer" John Locke

lunes, 5 de marzo de 2012

El mundo es de los valientes

8 Comments:

Sarah said...

A está entrada no te comentaré ya que me prometí no faltar el respeto a nadie y estos temas no lo puedo evitar...

Saludos!

raindrop said...

En la serie Lost, John Locke es un personaje controvertido, pero yo le acabé pillando mucho cariño.

saludos

Shilmulo said...

El maestro Padilla, un ejemplo perfecto de superación y coraje.

Maeglin said...

Sarah entiendo que la tauromaquia pueda provocar reacciones muy crudas en un sentido o justo en el contrario. Mas, esta entrada no iba enfocada a ensalzarle como torero si no como voluntad y ejemplo de no pedir cuartel a la vida, porque sabes que esta jamás lo concede.

Raindrop otro tanto de lo mismo me ocurre a mí con el otro protagonista del post. Sensaciones gemelas para con él.

Es lo que le comentaba a Sarah un poco más arriba, Shilmulo. La imagen tenía tal fuerza desgarradora y su regreso era la voluntad en esencia pura. Tras haber sido victima no deseada de la cruel compasión y las sonrisas condescendientes cuando anunció su intención de continuar en el mundo del toro, la analogía con Locke y su silla de ruedas surgió automática.

Blog A said...

Sí, el mundo es de los valientes

Sonja said...

Sí esa frase se me quedó grabada, Locke siempre fue de mis preferidos, pero hacia el final empezó a darme mal rollo.

Maeglin said...

Montse lástima que para ser valiente tengas que sentir el frio del miedo o la puñalada de la duda ya que en caso contrario no es valentía si no inconsciencia.

El capitulo de Locke en que no sabes hasta el final lo que le suceede es mítico Sonja. Aunque yo siempre he sido de Jack, He is the Man; He is the One. Andrtomaca era de Sawyer, me temo que por muchas razones aparte de las interpretativas, y el pique estaba listo.

Sonja said...

Pues a Jack te confieso que nunca lo he soportado, y a Sawyer tampoco, Andrómaca debía haberse fijado en Sahib...quitando claro el pequeño detalle de que era un torturador, de verdad qué difícil se lo ponen a la pobre chica eh?