ESPAÑA, ESPAÑA!!!

jueves, 19 de junio de 2008


Ya sé yo que suena a lo de siempre pero qué puedo hacerle yo si es verlos ganar un par de partidos con una mínima decencia y palpitar los Corazones es todo uno. Desde este humilde rincón desear lo mejor para España y que consiga hacerle la Caidita al imperio romano este Domingo. Sé que es irracional pero al tiempo tiene un puntito mágico conseguir tantas sonrisas en tantos lugares tan distantes y no sólo en lo geográfico. Admitamoslo, los españoles cada vez hacemos menos cosas juntos y saber que suenan transistores en A Coruña, mientras en Sevilla la gente comenta y vibra en un bar, al tiempo que en Madrid o Valencia andan buscando pantallas gigantes en sus ciudades para sentir a la Roja te hace sentir BIEN con mayusculas.Aqui os dejo un Video que me ha gustado por su energía y positividad. (Sé de sobra que la canción es la del Mundial pero es que pignoise con "pasar de cuartos ya estamos hartos" no me motiva)


8 Comments:

Carlos said...

Mucho miedín da el cruce de cuartos de final contra los transalpinos.

Ójala venguemos la afrenta sufrida hace 14 años en Estados Unidos por parte de la escuadra azzurra y, por fin, alcancemos las tan ansiadas semifinales para enfrentarnos, con casi total seguridad, contra el mejor equipo del torneo: Holanda.

Un punto a nuestro favor tenemos: no estarán ni Gattusso ni Pirlo, dos bajas más que notables.

Andrómaca said...

Vaya, vaya, veo que te ha faltado tiempo para contraatacar mi entrada futbolera con una de tu cosecha. Debo reconocer que la mía va más por el camino hormonal -por decirlo finamente, je, je, je- pero aún así te has fijado en el tema. ¡Copión!

En fin. Ya sabes cuál es mi opinión sobre la excesiva euforia que desata la selección absoluta cada vez que llega una competición oficial como la que estamos viviendo. El equipo empieza jugando bien -o al menos decentemente-, la gente se emociona hasta límites insospechados, y luego llega la hora de los lagrimones. Es lo que lleva pasando una vez tras otra.

En cambio, con otros deportes en los que España verdaderamente destaca, parece que los triunfos y las alegrías saben a menos. ¿Qué Nadal gana torneos como churros? Bah, eso no tiene merito, que el tenis ni es deporte ni es nada -no, que va, los partidos se resuelven con un par de golpes, nada que les haga sudar de verdad-. ¿Qué la selección de baloncesto ha sido campeona del mundo y subcampeona de Europa? Bah, para qué acordarnos de esas cosas que quedan tan lejos -cierto a un par de años o un año vista suena lejísimos-. ¿Que en fútbol-sala comos la caña? Bah, un deporte que lleve la palabra sala no merece ser contado en esa categoría... Y así un largo etcétera.

Me parece muy bien que la gente se emocione con los asuntos futboleros. Al fin y al cabo, el soccer es el deporte que más masa social mueve en nuestro país, eso es algo que no puedo negar. Y el hecho de que a mí no me diga gran cosa, no implica que tenga derecho alguno a despreciarlo, es una afición como otra cualquiera. Lo único que me carga es la excesiva importancia que se le da.

Porque, si ganamos el Europeo, parece que ya no nos afectará la crisis -perdón, quise decir la desaceleración económica-, que todos veremos con mejor humor nuestras paupérrimas cuentas bancarias, que el paro se llevará con otra cara, en definitiva, que todos viviremos más felices. Ja, me río yo de esa felicidad tan volátil. Pero bueno, supongo que tenemos que vivir de ilusiones y, para mucha gente, que la selección obtenga este tipo de triunfos es una ilusión de magnitud colosal. Lástima haber nacido con unos gustos tan raros.

Eso sí, lo que dices es muy cierto. Gracias a asuntos de este tipo, el españolito de a pie, ese que, día sí, día también, se caga en España y la madre que la parió porque todo lo que viene de fuera es muchísimo mejor -ejem, ejem, sí, claro, como si fuera de nuestras fronteras no se hiciera cagada tras cagada-, es capaz de vivir en paz y armonía con el resto de las habitantes de la piel de toro. Bajo el color rojo pasión -uno de mis favoritos, por cierto-, podemos sentirnos uno sólo. Ojalá nos pusiéramos de acuerdo con tanta facilidad en otros ámbitos.

Y antes de terminar, mis mejores deseos para la selección. Que el hecho de que a una servidora no le guste el fútbol no quiere decir que les desee nada malo. Pues eso, a ver si se ganan el sueldo de una vez por todas.

Gen mellin

PD. Sí, otro de mis comentarios mega-extra largos.

Patata Piloto said...

A ver si entre todos hacemos que el "Buffon" se convierta en un payaso XDDDDD

Lo veo negro, señores. No entiendo de fútbol pero los italianos son expertos en dar patadas (a los jugadores) cuando el árbitro no mira y todo eso. Hum... veremos qué pasa pero no me fío un pimiento. Se los van a comer con raviolis.

Andrómaca said...

Ains, cómo sufrió España durante todo el dichoso partido ¬¬... Menos mal que San Iker estuvo ágil y tuvo la sangre fría necesaria para salvarle el culillo al equipo en la tanda de penaltis. Habrá que agradecérselo al muchacho.

Parece que por fin se rompió la maldición de cuartos. ¿Volveremos a quedar hechizados por las semifinales? ¿Seguiremos adelante? Sólo Rusia sabe la respuesta.

Gen mellin.

Dama Eolywyn de Rohan. said...

Bueno ya sabemos que ganó, anoche estaban las calles desiertas hasta que terminó todo, entonces parece que la marea roja llegó, jajajajaj, saludos

Maeglin said...

GANAMOS.

Contra Italia, la Historia y nuestros Miedos. Ganamos y San Iker lo es aún un poquito más. Fue un triunfo trabajado y merecido. Aunque suena a frase hueca o formula que se repite siempre sea o no verdad en este caso refleja la realidad.

A la Final se va por RUSIA...

Carlos said...

Como he comentado en el blog de la Srta Patata, hemos ganado a los italianos con sus propias armas.

Ya era hora de que se hiciese justicia divina.

Patata Piloto said...

Dios, qué fuerte al final lo de España, ¿no? Italianos, alemanes... ¿Qué es esto? ¿Están apirulaos en Europa o es que de verdad la Selección se lo merecía? Una lástima que mi paisano Villa estuviera lesionao que si no... lo siento por Torres, que mete un gol de cada 1000 oportunidades y encima se lleva todos los honores.