Hoy, La vida es buena

sábado, 29 de diciembre de 2007

12 Comments:

Kardis said...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Kardis said...

Soy la primerrrrr...

Pobrecito Faramir, jop, como se pasaba su papi, y Boromi y su afan de protagonismo... (no le quito lo que hizo pero un pelin de afan no me negaras que tenía...muajajaja).

Pobre Faramir!!!!

Besitos

Sybelle said...

Sorry, sorry, sorry... pero a pesar de todo, Boromir nunca será plato de mi gusto. Me agrada más Faramir, aunque su padre no le aprecie y le infravalore...que se venga pa'ca que tiene una legión de fans (por lo pronto, Andro y yo), y que se deje de tonterías... jejeje.

Al menos te reconozco que Boromir era un buen hermano... y que su gente le quería, pero yo quiero más al hermano!!

Un beso

Maeglin said...

Ummm...me pregunto pq habrá sido suprimido el primer comentario pq este cuerpo q os escribe no practica al censura en ninguna de sus formas.
Afan de lechessss....¿¿Kagura qué dice Boromir?? Que no quiere ir q su sitio está ahí defiendo a su gente por si vuelven los problemas de Mordor que indudablemente Faramir no sabe encarar. Pero su padre insiste pq cree que en él no podrá hacer mella el Anillo.

Pandora said...

Yo sólo suprimo comentarios propios cuando tengo algo que añadir y no quiero postear doble... Será que Kardis se ha confundido o que alguien se ha equivocado de blog.

Ains, a mi es que en el libro Faramir me encantaba y tiene, por eso, un hueco en mi corazón, pero todas debemos reconocer que Boromir era un gran hombre. Cierto, en parte fue corrompido por el anillo, como le pasó al propio Isildur, pero tuvo la suficiente fuerza como para reponerse de tal hecho y luchar hasta la muerte para salvar a dos pequeños hobbits.
Lo dicho, un gran personaje.

Andrómaca said...

¡Pero qué grande es Gondor! Cada día que pasa me gusta más este reino que, aun en decadencia, conserva el esplendor y belleza de épocas pasadas, la nobleza de sus guerreros, los elevados ideales... y no se quitan del medio como los elfos. Ellos siguen ahí, al pie del cañón, haciendo sombra al maligno de Sauron frente a frente, a tiro de escupitajo.

¿No se os ponen los pelos como escarpias cuando Boromir está en lo alto de esa torre, gritando a sus hombres a pleno pulmón y ese pendón sensual se despliega con el viento y se vislumbra el árbol de Gondor? A mí se me saltan las lágrimas sólo con pensarlo.

¿Y el abrazo entre esos dos hermanos? ¿El reencuentro después de la batalla? Por todos los Valar, ¡cómo me gustan los hijos del Senescal! Estoy empezando a desarrollar una obsesión malsana con esta familia, incluido el huraño de su padre, que al fin y al cabo el pobre es humano y ha llevado una mala vida: viudo, con dos hijos que criar, y al frente de un gran país...

Y qué queréis que os diga, mi favorito es y será siempre Faramir. No sé el motivo, pero desde el momento en que empezó a aparecer por las páginas de ESDLA, me quedé prendada de él. Reconózcolo, puede que no tenga tanto arrojo como su hermano, pero la valentía y la fuerza pueden demostrarse de muchas formas. De no haber sido por la decisión que tomó, puede que Frodo no hubiese cumplido con su deber y ahora estarían todos bajo el yugo de Sauron. Quién sabe...

¡Me enrollo más que las persianas! Se nota que el tema me apasiona, je, je, je.

Besos

Kardis said...

No te me piques maese, borre el comentario porque se me duplicó y este si se puede borrar.

Y sigo en la misma, un poco fantasmilla si que era Bor, todo él, podía no creerse tanto (modo devil) muajajaja...Faramir era un encanto y podría encargarse fácilmente de todo si necesidad de la ayudita de su hermanito (pobre le faltaba apoyo).

Maeglin said...

Ya me faltaba una estudiosa de Gopndor como Andro jejejeje..
No me pico Kagura, sólo temía que alguien que no fuese yo estuviera hurgando en vuestros comentarios. ;-P

Una senderista said...

Vengo de mi blog de brujas y aunque soy una senderista, mi nombre en Tierra MEdia es Eolywyn de Rohan, me encanta saber que eres gondoriano y seguro que mi Boromir te tenía en gran estima, conocedor de los valerosos guerreros de Minas Tirith,saludos Namarië

Carlos said...

Siento no compartir vuestras debilidades por la literatura de Tolkien ni las películas llenas de elfos, enanos, hobbits y seres de semejante pelaje

Sin embargo, siempre que pueda y se me ocurran brillantes ideas...aportaré mi granito de arena gustosamente.

Saludos cordiales.

Charo said...

El día que vi esta escena (en la versión extendida, claro, lástima que no se viera en el cine) casi lloré, es una de las mejores escenas de la película, donde descubres a un Boromir que en la primera parte parece ansioso por el anillo de poder. Me pasó como a Andrómaca, cuando le vi en lo alto de la torre y todo el mundo gritaba su nombre, ¡uf! es que lo pienso y me emociono. Y los dos hermanos abrazados, mientras ese padre desprecia a Faramir, grrr, que rabia me daba ese hombre.

Bueno, nada que me emociono y no paro

Salud2

Varego said...

Pero al parecer Boromir no apreciaba mucho al Viejo o estaba cansado de los Alagos (el muy engreido)