España Cainita

lunes, 3 de octubre de 2011

"Me pegan porque soy guapo, rico y buen jugador"

Cristiano Ronaldo

8 Comments:

natsnoC said...

Hola, Maeglin. Si comparas a Ronaldo con los funcionarios no les estás haciendo un gran favor....

Con los funcionarios tenemos un grave problema: tendemos a asociarlos a la administración en la que trabajan, y por extensión a los políticos que odiamos. Resulta por tanto difícil simpatizar con los funcionarios de hacienda, los de tráfico, los de la ventanilla del ayuntamiento o el registro civil, incluso con los médicos que nos han hecho esperar 90 minutos para atendernos en 7.

A los cajeros y dependientes que cierran caja a las 21 y llegan a casa a las 22 les resulta difícil compadecer a los maestros que salen a las 17 tras (el peor caso) 5 horas lectivas, una de tutoría y otra de claustro.

Pero privilegios laborales aparte (que como marido de funcionaria reconozco que con algunos se pasan ), creo que no es sano trasladar las envidias y frustraciones hacia este colectivo ya que no es en absoluto responsable de lo que ocurre, aunque sí le están haciendo pagar como si lo fuera.

Por otro lado, si en mi empresa las cosas van mal, recortan personal, congelan salarios y cortan incentivos (en esto no es como los bancos), así que puesto que la empresa de los funcionarios va mal, es en cierto modo normal que hagan lo propio con sus empleados.

Sin que el resto tengamos que celebrarlo, claro.

Maeglin said...

No comparo las personas ni los roles, sólo la envidia y es la misma, clavadita.

raindrop said...

Salvando las diferencias entre los cristianos ronaldos y los funcionarios ronaldos, sí que hay una similitud importante: padecer ese absurdo dicho de que el cliente siempre tiene la razón. En un caso, los que pagan una entrada de fútbol se creen con el derecho de abuchear, insultar, despotricar de la peor forma de una persona que está haciendo su trabajo. En otro caso, como los funcionarios son pagados con dinero de los impuestos públicos, el público se cree con el derecho de convertirlos en la peste que provoca todos los males.
Pues, vaya, no. El cliente no siempre tiene la razón (ya puede decir que 2+2=5, que seguirán siendo 4), lo que sí tiene es el dinero que necesita el negocio para seguir rulando, pero nada más que eso. Si dinero es razón, entonces apaga y vámonos, porque tendré que darles la razón a las grandes fortunas capitalistas, a los poderosos banqueros, a los ricos empresarios que hacen y deshacen a su antojo, y no estoy por la labor.

un saludo

(por cierto, este mismo dibujante tenía una tira cómica de un extraterrestre llamado Bok, en programa intergaláctico de intercambio de estudiantes, que estaba bastante graciosa)

Maeglin said...

Sí Raindrop, en gaceta universitaria tanto yo como Andrómaca también lo seguíamos cuando eramos pimpollines de carpeta y boli bic.

Sonja said...

Pues sí, un poquito de envidia sí que hay, yo como mujer de funcionario considero que hay comentarios estereotipados que cansan, que habrá de todo claro, como en botica, pero si alguno no cumple pues que lo saquen.

Porque a ver un funcionario lo es porque ha estudiado como una bestia y se ha sacado una plaza, que los que tanto los critican pueden hacer lo mismo, o a lo mejor es que quieren y no ha podido y eso es lo que les mosquea.

Maeglin said...

Eso es lo mejor Sonja que puedes recomendar a los envidiosos para ver la espuma entre sus dientes. Las oposiciones son públicas y las academias les estan esperando para que empiecen a mejorar los cuerpos funcionariales desde dentro y no en los foros o en las tertulias de parroquianos.
Natsnoc "Por otro lado, si en mi empresa las cosas van mal, recortan personal, congelan salarios y cortan incentivos" el problema radica en que nosostros pagamos no que nuestra empresa vaya mal si no que los bancos dieron hipotecas a tortugas con gorra, que los ladrilleros se vinieron abajo, que nadie cuido la PYME ni al emprendedor... no se recorta educación porque se haga mal, ni Sanidad porque no se cure se recorta porque el resto de la sociedad deja de pagar impuestos porque su actividad ha cesado.

natsnoC said...

Ya, Maeglin, ya. Y muchas empresas no van mal porque el trabajador trabaje poco o mal sino por una mala gestión. Pero los gestores pésimos siguen jubilándose con pensiones doradas y los trabajadores sufriendo EREs.

Lo que les está pasando a los funcionarios es lo mismo: están pagando en sus carnes la pésima gestión que han tenido. Es lamentable, pero es así en todos los sitios.

Lo que no entiendo es esa inquina, como jaleando a los gestores para que fustiguen aún más a los funcionarios. Esa envidia, esa rabia contra unos trabajadores que sí, insisto, tienen mejores condiciones y protección que la media, pero son trabajadores y sufren a sus gestores.

Yo admiro a los que aprueban una oposición (no así a los que les aprueban la suya). Me gustaría explicarte más la otra parte de mi argumento, pero es que me alargo mucho. Simplemente comentar que al final la cuestión es si estás dispuesto a arriesgarte a la quiebra o no, por mucha rabia que te de la mierda de gestión que has padecido.

Blog A said...

Desde que recuerdo la figura del funcionario es ese señor detrás de un mostrador que te hace volver trece veces por un papel que llevaste el primer día, esa es la imagen que se importa en chistes y demás, esa imagen instaurada claro es aprovechada por la clase política pues la envidia hace que la gente aplauda sin darse cuenta que solo es un manipulación.
Los profesores trabajan 20 horas, medía familia mía y amigos se dedican a la docencia y les he visto domingos por la tarde preparar clases y corregir examenes, como en todas partes habrá algunos que lo vean por encima y otros que se lo curren, pero eso es otro tema.
Quizá los recortes no se verían tan mal, si viéramos que son equitativos que no se ayuda a las grandes empresas para que después hagan ERES y sigan exprimiendo a la pequeña empresa mientras la clase política no se ríe en nuestra cara misma con sus sueldos de infarto.
Las grandes empresas no quieren dejar de ganar, que no digo perder, quieren tener los mismo ingresos que antaño y para ello lo más fácil es despedir a la gente y esto conlleva más paro y menos consumo a esas mismas empresas y es pan para hoy y hambre para mañana.
No hay voluntad para cambiar nada.
Todos vemos la injusticia cuando nos toca de cara, pero no la vemos en los otros cuando no nos afecta, es injusto lo que le esta pasando a mucha gente,pero en vez de tirarnos de los pelos y decir, "yo estoy peor", mejor unirnos y decir, ¿Que tal si decimos que no, que somos muchos? Tiene que haber una manera de protestar más efectiva que manifestarse, tiene que haber una solución más drástica, una revolución de verdad,
Tenemos que despertar de esta pesadilla y asumir que todos perderemos algo,pero que nos suelten los cojones por donde nos tienen agarrados.
joder menudo discurso XD