Hoy, La vida es buena

sábado, 29 de diciembre de 2007

Nicolas Maquiavelo Maestro de Senescales

lunes, 17 de diciembre de 2007

Considerado el padre de la Ciencia Política y asimilado "injustamente" como analogía del pensamiento perverso y retorcido NICOLAS MAQUIAVELO es ante todo un "teologo" del Estado y la Organización en torno al Poder.
Nacido en la Florencia del Renacimiento de padre abogado y origenes nobiliarios menguados, vivío el apogeo como potencia italiana de su región bajo Lorenzo de Medicis "El Magnifico", saboreó la libertad de la República al ser expulsado este por el pueblo para terminar perdiendo su puesto al cargo de una Oficina Pública con el regreso de los citados Medici al poder en 1512. Manejó con gran audacia e inteligencia las relaciones internacionales de Florencia en cada una de las misiones que le fueron encomendadas: Alianzas con Caterina Sforza, despachos con el rey de Francia Luis XII a proposito del conflicto con Pisa, la irrupcion de los "Espagnolos" bajo el estandarte del Papado: Aljejandro VI y su hijo Cesar Borgia, el Emperador Maximiliano I de Alemania...etc etc. De cada uno de estos vibrantes acontecimientos y del minucioso estudio de la naturaleza personal y social, tanto del individuo como del Estado, nace su obra cumbre: EL PRINCIPE. En el Principe, Nicolas Maquiavelo, pretende regalar un compendio de reglas y tablas que a poco de ser observadas tendrán la irremisible virtud de crear el buen gobierno y acercar a aquellos que observen con rigor sus preceptos a convertirse en ese ideal de Gobernante que califica como "Principe Nouvo". La obra goza de una actualidad dificil de creer en un libro con más de 350 años y en sus máximas podremos reconocer herramientas muy validas para la gestión de equipos y organizaciones en el mundo actual así como el asalto de mercados u oportunidades de negocio.

Aqui teneis algunos "maquiavelicos" ejemplos:

"Que no hay nada que se consuma tanto como la liberalidad (generosidad): porque a razón de usarla te conviertes en pobre y despreciable o en rapaz y odioso"
"Es más seguro ser temido que amado porque de los hombres, en general se puede decir esto: que son ingratos, temerosos del peligro y avidos de ganancias, mientras les favoreces son todo tuyos pero cuando llega el momento te dan la espalda. Además, los hombres tienen menos miedo de ofender al que se hace querer que al que se hace temer"
"la via del mezzo:Si 2 vecinos tuyos llegan a las manos siempre te será más util tomar abierta y decididamente partido que permanecer neutral;porque de no decidirte serás siempre la victima del vencedor con placer y satisfaccion del vencido y no tendrás que te defienda; porque el que vence no quiere amigos dudosos que no lo ayuden en la adversidad;el que pierde no te protege por no haber querido tú, con las armas en la mano, correr su suerte. Y siempre ocurrirá lo mismo: que el que no es tu amigo buscará tu neutralidad y el que es tu amigo que luches a su lado"
" Las guerras no se evitan; se aplazan siempre con beneficio para el adversario"
"Porque no hay otro medio de defenderse de los aduladores que haciendo comprender a los hombres que no te ofenden diciendote la verdad; pero cuando todo el mundo puede decirte la verdad te falta entonces el respeto. Asi que un principe prudente debe encontrar una 3º vía, eligiendo hombres sabios en su estado que serán los únicos a los que permita decirle la verdad pero exclusivamente sobre lo que él pregunta para luego deliberar por sí mismo."

En el Principe encontramos constantes alusiones al mundo antiguo y en especial a Alejandro Magno y los Emperadores Romanos. A pesar de tener un profundo desprecio hacia la persona enaltece y ejemplifica al personaje de FERNANDO EL CATÓLICO como lo más cercano al Principe nuovo que preconiza en sus escritos. Por último y como curiosidad decir que este libro está escrito como un presente de doble intención a Lorenzo de Medici, el hijo de Piero Medici: Por un lado intenta congraciarse y rehabilitarse con Los Medici, la restaurada Casa del poder en Florencia, tras haber demostrado anteriormente que su corazón se debía a la República. Por otro lado, no cesa de entretejer sibilinas arengas a encabezar la expulsión de los que denomina "Barbaros" de toda Italia (Francia en el norte y la Corona de Aragón en Napoles).
A los que hayais llegado hasta aqui solo agradeceros la paciencia y recomendaros de corazón un libro que habré leido no menos de 5 veces y que termina entusiasmándome siempre.